Testigos de la verdad

Sentimos dolor por la partida pero a la vez gratitud por todos los testimonios que hemos escuchado y que seguramente muchos de los que estamos aquí presentes podríamos agregar otras experiencias personales.

Invitamos a este momento de oración y de recogimiento, donde cada uno de nosotros pueda, en un momento de silencio, elevar su oración a Dios, dando gracias, porque a través de la historia Dios siempre levanta testigos de la verdad, de la justicia, de la misericordia y de la compasión. Que en este momento, en silencio podamos cada uno clamar a este Dios que siempre tiene el oído atento al clamor de su pueblo.

Obispo Metodista Pastora Nelly Ritchie

(Celebración Ecuménica en la catedral de Quilmes el 10 de julio 2001, durante el velatorio del Padre Obispo Monseñor Jorge Novak)

Dejar un comentario