Súplica a la Virgen de Luján

Madre y Reina, hoy te ofrecemos esta súplica
como un homenaje de amor y de confianza.

Aquí nos tienes, sin respuesta humana.
Hemos llamado a muchas puertas
que nos han recibido con su silencio,
su impotencia o su indiferencia.
Es estos momentos difíciles, Madre,
comprometemos la sensibilidad de tu corazón.
Que en él se registren todas nuestras noches de insomnio,
todas nuestras jornadas sin luz,
por más que brille el sol en el firmamento.
Que en tu corazón queden recibidos los reclamos
que los hombres desestiman.
Que muestres saber comprendernos,
que demuestres poder ayudarnos.

Virgen y Madre de Luján,
te pedimos nos obtengas el gran milagro
de salir de las asfixiante incertidumbre,
te pedimos nos consigas el gesto sincero y abierto
que bien merecemos después de meses, después de años
de deambular solitario y apostante.
En ti esperamos, en ti confiamos.
No dejarás defraudados. Amén.

Padre Obispo Jorge Novak, SVD

Dejar un comentario