Si yo soy algo, es porque ustedes estuvieron dispuestos a dar la vida por mi…

Es difícil poder resumir 25 años al lado de este gran hombre, yo digo, al lado porque a pesar de que me fui hace 16 años de Quilmes nunca dejé de estar al lado de él. Yo lo llamaba siempre don Jorge. Él fue quien me formó, fue quien me abrió las puertas y me dijo: «…yo quiero que vos seas sinodal del primer sínodo de Quilmes, yo quiero que vos integres la Primera Vicaría de Acción Social de Quilmes». Eran años bravos aquellos y años de mucha, mucha lucha, en 1976 como decía el Pastor De Luca. Creí porque la justicia iba delante nuestro, como dice el profeta Isaías, esta justicia por la que el obispo Jorge luchó y hoy Dios le está abriendo las puertas del cielo.

La gracia del Señor me permitió despedirlo el sábado pasado en 20 minutos. Él me dijo algo que sólo pueden decir los hombres grandes: «… si yo soy algo es porque ustedes estuvieron dispuestos a dar la vida por mi…». Se me corrieron las lágrimas y me vino a la memoria el año 1976 y por supuesto el llamado al Sínodo, el llamado a integrar la Vicaría de Acción Social, la Comisión de Justicia y Paz. Pero también me vino a la memoria el año 1982 con la guerra de las Malvinas. Estábamos a punto de iniciar, aquí en Quilmes, una gran colecta de la solidaridad y Monseñor Novak en Luján hizo una promesa delante la Virgen y la cumplió con la Casa de Transito que creó y que todavía existe. También me vino a la memoria cuando me habló por teléfono mientras moría mi querido Jaime de Nevares con quien trabaje varios años, y me dijo «…yo no puedo estar pero dale vos un beso en el pecho…» y con la emoción, con todo eso también me vino a la memoria las reuniones del MEDH, y de todos los amigos que fui cosechando gracias a esa puerta que me abrió don Jorge. Entonces, el testimonio es simplemente: gracias Jorge, gracias en Cristo Jesús.

Aníbal Galdame

(Celebración Ecuménica en la catedral de Quilmes el 10 de julio 2001, durante el velatorio del Padre Obispo Monseñor Jorge Novak)

Dejar un comentario