«Se hizo presente la pasión evangelizadora de Mons. Novak»

260916El obispo de Quilmes, Mons. Carlos José Tissera, agradeció a los prelados de la Región Buenos Aires que participaron de la misión en esta diócesis que celebra los cuarenta años de su creación, y aseguró que en estos tres días “se nos hizo presente la pasión evangelizadora del padre obispo Jorge Novak”.

“La celebración de los 40 años de la diócesis de Quilmes no sólo fue el inicio festivo de la misión, sino que fue la impronta misionera de la calle cada día. ‘La Iglesia existe para evangelizar’, recuerda el himno de los 40 años, y eso fue lo que todos percibimos y experimentamos en cada celebración, en cada encuentro con una hermana o un hermano en las visitas a los barrios, en las villas, en los hospitales, en la cárcel, en las casas de familia, en la calle o en la carpa misionera”, destacó.

El prelado agradeció a todos los que colaboraron en la misión, pero afirmó que a quién “le debemos todo es a Dios, nuestro Señor, que con su Espíritu nos impulsa a anunciar a Jesús, el único Salvador, que nos muestra el rostro misericordioso de Dios. Y poco y nada hubiéramos hecho sin la presencia humilde y poderosa de la Virgen María, nuestra Madre y Misionera, la que nos acompaña al caminar. A ellos, a Dios y la Virgen, todo nuestro amor y agradecimiento. Que Dios bendiga a toda nuestra diócesis abundantemente”, concluyó.

El jueves 22 de septiembre, se llevó adelante la última jornada de la misión anual de los obispos de la Región Buenos Aires, que centró su actividad en la ciudad de Berazategui. Por la mañana, los obispos Jorge Torres Carbonell (auxiliar de Lomas de Zamora) y Luis Stöckler (emérito de Quilmes) visitaron el Hospital de Alta Complejidad en Red “El Cruce”. Allí saludaron y conversaron con el personal del centro asistencial y luego visitaron a los enfermos, llevándoles la bendición y el consuelo frente a muchas situaciones de salud delicadas.

Otro grupo de obispos se dirigió a la capilla Divino Niño. La comitiva episcopal compuesta por los obispos Martín Fassi (auxiliar de San Isidro), Han Lim Moon (auxiliar de San Martín), Jorge Lugones SJ (Lomas de Zamora), Gabriel Barba (Gregorio de Laferrere), Fernando Maletti (Merlo-Moreno) y Mons. Tissera, fue recibida por el presbítero Francisco Urbanija y por los diáconos de la comunidad parroquial de la Sagrada Familia. Primero, en la capilla, los prelados se presentaron ante la comunidad; acto seguido, se rezó el rosario. Luego, se organizaron en grupos y partieron a pie hacia los barrios Juan el Bueno y Belgrano.

Por la tarde, Mons. Lugones y Mons. Luis Stöckler llegaron al Hospital Zonal de Berazategui Evita Pueblo. Después de conversar con médicos y enfermeros, visitaron a la gente que está internada en este centro de salud. Con ellos, los obispos compartieron charlas, alguna reflexión y la oración.

Fuente: Aica

Dejar un comentario