La diócesis de Quilmes recordará a monseñor Novak

Quilmes (Buenos Aires), 7 Jul. 08 (AICA). El miércoles 9 de julio se conmemorará el séptimo aniversario del fallecimiento de monseñor Jorge Novak, primer obispo de Quilmes. Este año la celebración diocesana no será en la catedral sino en el nuevo Hospital Interzonal “El Cruce”, ubicado en las inmediaciones del Cruce Varela (avenida Calchaquí 5104).

A las 17, el obispo diocesano, monseñor Luis T. Stöckler, presidirá la misa en su memoria y a continuación bendecirá la capilla del nuevo hospital, con su sagrario y las imágenes de Nuestra Señora de Luján y de San Pantaleón, y una placa de agradecimiento al extinto pastor.

En la celebración recordatoria y de acción de gracias por los 25 años de ministerio episcopal de monseñor NovaK, también se rezará por todos los enfermos, por quienes desempeñen sus tareas en el hospital y por aquellos que vayan a buscar la recuperación de la salud.

.

Monseñor Jorge Novak

El obispado difundió una breve reseña biográfica del prelado. Nació el 4 de marzo de 1928 en San Miguel Arcángel, un pequeño pueblo bonaerense. El 1º de marzo de 1953 realizó su profesión perpetua en la Congregación del Verbo Divino, y un año después, el 10 de enero de 1954, fue ordenado sacerdote de esta congregación religiosa.

Cursó estudios superiores en la Universidad Gregoriana de Roma en donde obtuvo el Doctorado en Historia de la Iglesia en 1958. En la Congregación del Verbo Divino fue prefecto de estudiantes de teología, rector del seminario, consejero provincial y desde 1972, superior provincial. En 1976 fue elegido presidente de la Conferencia Argentina de Religiosos.

El 7 de agosto de ese año Pablo VI lo nombró primer obispo de Quilmes, diócesis creada por el mismo Papa. Recibió la ordenación episcopal en la catedral de la Inmaculada Concepción el 19 de septiembre y tomó posesión ese mismo día. La celebración fue presidida por el nuncio apostólico, cardenal Pío Laghi, concelebrada con los obispos Jorge Kemerer (Posadas) y Antonio Quarracino (Avellaneda).

En la Conferencia Episcopal Argentina ocupó diversos cargos. Integró la Comisión Especial para el Congreso Mariano de Mendoza; luego fue miembro de las comisiones episcopales de Educación Católica, Pastoral Social, para las Misiones y para la Vida Consagrada, y presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud.

Tras padecer una afección estomacal motivada por un tumor, el 9 de julio de 2001 falleció, dejando como legado 25 años de servicio a favor de la evangelización, de la opción preferencial por los pobres, de la defensa de los derechos humanos y del diálogo ecuménico en la diócesis de Quilmes.

Sus restos descansan en la catedral, al lado de los de su auxiliar, monseñor Gerardo Farrell.

_________
Fuente: AICA

Dejar un comentario