«Lo que he visto y oído»

Testimonio del Padre «Miqui» de Quilmes. Era el año 93 cuando con el Padre Ramón Insua nos acercamos a la casa del Padre Obispo Jorge Novak. Allí estaba esperándonos, con un conjunto de hacer gimnasia, pronto a escuchar, pronto a sonreír, pronto a mirarnos, pronto a estrechar sus manos con las nuestras, siempre pronto, aunque su físico, su salud no lo permitiera, siempre pronto. Con Ramón íbamos a Seguir leyendo...

«Nuestro amigo se ha dormido»

Después de haber caminado juntos desde nuestras respectivas confesiones cristianas, tanto en el ministerio pastoral como en el compromiso ecuménico en tiempos penosos y en horas felices, no podía estar ausente en esta despedida, en la que las lágrimas del dolor se mezclaban con los cánticos de nuestro Señor Jesucristo. Al pensar en estos momentos, no pude menos que evocar el pasaje del Evangelio de San Juan q Seguir leyendo...

Los hombres sabios, brillarán por siempre

Apreciados hermanos y hermanas: Con qué profundo dolor leímos la nota que anunciaba el fallecimiento de nuestro querido obispo Jorge. Están frescas en la memoria la sabiduría de sus palabras, sus gestos pausados, su ternura hacia los niños, su respeto hacia los humildes y la transparencia de una mirada que había aprendido mucho de la vida. En años pasados tuvimos ocasión de compartir muchas celebraciones ec Seguir leyendo...

Conocí a un Obispo

Creo que -a punto de cumplir 20 años de cura- puedo sentirme feliz de haber conocido un obispo. Puede parecer irónico, y quizá lo sea; es irónico -seguramente- que muchos pensemos que obispos hay pocos. Es una ironía de la realidad. O de la gracia. O quizá, en lugar de irónico sea triste. Un obispo es, por encima de todo, un ser humano. Alguien con pasión por la humanidad, alguien que se alegra con las aleg Seguir leyendo...

Un Cristo antropológico

Mi último encuentro con el Padre Obispo Jorge Novak: Hay horas en la vida que uno no puede prever y mucho menos programar, que simplemente son un regalo enorme e inmerecido de Dios. Una de estas horas de mi vida, que jamás olvidaré y por la cuál estoy infinitamente agradecido, es el último encuentro -tan imprevisto- que me fue regalado vivir con nuestro querido obispo Jorge. Me permito compartirla con Ustedes Seguir leyendo...

Buscó la unidad para dar testimonio de vida, justicia y paz

El Obispo Jorge no era apenas Obispo de la Iglesia de ustedes, ha sido un hombre que ha enviado Dios para todos los cristianos en este rincón del mundo. Así lo hemos vivido nosotros y es por eso que queremos dar gracias a Dios por este gesto tan grande, tan profundo, tan en el sentimiento suyo de buscar la unidad no para sentirnos mejor sino para dar testimonio de vida de justicia y de paz, en este mundo tan nece Seguir leyendo...