Apertura de la Causa de Canonización de Jorge Novak SVD

En la Catedral de Quilmes, el 11 de diciembre a las 20 hs. se dio apertura a la etapa Diocesana de la Causa de Canonización del Siervo de Dios Padre Obispo Jorge Novak svd.

En una emotiva celebración, realizada en la Catedral de Quilmes, el lunes 11 de diciembre, a partir de las 20 hs, se dio apertura a la etapa Diocesana de la Causa de Canonización del Siervo de Dios Padre Obispo Jorge Novak svd. Con la presencia del Obispo de Quilmes Carlos José Tissera, el Obispo emérito Luis T. Stöckler, el Obispo auxiliar electo Marcelo Margni, el Obispo de La Rioja Marcelo Colombo, postulador de la causa, y el Superior Provincial de los Misioneros del Verbo Divino José Luis Corral svd.

La celebración es un paso decisivo en el inicio formal para la apertura de la causa de investigación sobre las virtudes del siervo de Dios Jorge Novak, a partir de la carta de la Congregación para la Causa de los Santos por la cual “nada obsta” para proseguir con las actuaciones hacia su canonización.

Jorge Novak svd, miembro de la Congregación del Verbo Divino, fue electo primer Obispo de la recién creada Diócesis de Quilmes en agosto de 1976. A partir del 19 de septiembre de ese mismo año, se dio inicio a la Diócesis que comprende los partidos de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela. A lo largo de 25 años, en su ministerio episcopal, animó cuatro ejes que conforman la identidad pastoral de la Diócesis de Quilmes: Opción por los pobres, Ecumenismo, Derechos Humanos y Misión permanente. A través de numerosos signos e iniciativas consolidó estos ejes pastorales.

Su fama de santidad, reconocida por el pueblo de Dios, sacerdotes, religiosas/os, pastores de otras confesiones cristianas, y líderes sociales, se consolidó a partir de su muerte el 9 de julio de 2001. Numerosos testimonios dan cuenta de su entereza, fidelidad a la Palabra de Dios, testigo de la fe, afirman esta dimensión.

Al inicio de la celebración los miembros del tribunal, postuladores y referentes de la Iglesia Diocesana, junto a toda la asamblea, realizaron la invocación para la asistencia del Espíritu Santo a todo el proceso.

Durante la celebración, el Obispo de Quilmes dio inicio formal a la Causa con la solicitud presentada por el postulador de la Causa Mons. Marcelo Colombo, la jura del tribunal Diocesano, conformado por el Delegado Episcopal para la Causa de Canonización Pbro. Damián Burgard, el promotor de Justicia Pbro. Daniel Moreno, la notaria Srta. Mónica Gangemi y la notaria adjunta Sra. Adriana Micca.

Durante la celebración, el Provincial de los Misioneros del Verbo Divino José Luis Corral svd, realizó la proclamación del Evangelio de Mateo 5,1-12. Luego del evangelio, el postulador de la causa Mons. Marcelo Colombo, realizó una semblanza de la figura del Padre Obispo Jorge Novak, de quien destacó su cercanía con la palabra de Dios y los rasgos propios del Siervo de Dios. A la vez, comprometió a quienes conocieron a Jorge Novak, a asumir la misión de difundir su historia, su legado y sus orientaciones pastorales. A la vez, Mons. Colombo animó a todos a acercar al tribunal a través de medios electrónicos o presencialmente, aquellas realidades atribuidas a la intercesión del Siervo de Dios Jorge Novak, a quien –dijo– imploramos como mediador de las gracias divinas.

Un momento especialmente emotivo fue el juramento de quienes asumen la tarea de llevar adelante la Causa como postulador, Mons. Marcelo Colombo y vice-postulador Hno. Víctor Hirch svd. Junto al tribunal de justicia constituido para animar la causa en el ámbito diocesano, quienes recibieron en sobre cerrado los nombres de las personas a quienes es menester solicitar su testimonio sobre la figura del Padre Obispo Jorge Novak.

Al finalizar la primera sesión, el Obispo de Quilmes invitó a la hermana de Mons. Novak, al provincial de la Congregación del Verbo Divino y demás representantes de la Iglesia Diocesana, para rezar la oración por la causa de canonización junto a la tumba del primer Obispo de Quilmes.

Unidos en un mismo sentir, honrados por ser parte de esta iniciativa y alegres por el reconocimiento de la Iglesia Diocesana, finalizó la primera sesión de la causa de canonización, con la aspiración de que toda la Iglesia reconozca entre sus santos a Jorge Novak, Misionero del Verbo Divino y primer Obispo de Quilmes.


Palabras de Mons. Carlos José Tissera – Obispo de Quilmes

A cada uno les agradezco estar aquí, seguramente el P. Obispo Jorge se los decía siempre en este lugar cuando los convocaba para tantos acontecimientos que vibraron en esta Iglesia Catedral. Momentos de alegría y también momentos de dolor, el pastor siempre acompañando a su rebaño. Se agiganta su figura al pasar el tiempo.

Los argentinos han tenido la dicha, como se dice popularmente, de poder ver en los altares al Santo Cura Brochero, hasta no hace mucho su recuerdo se limitaba a algunos episodios, de alguna película, de alguna mención, de algún libro, pero no estaba tan presente, digamos así por los medios, donde aparecen habitualmente los famosos. Pero sí estaba muy presente en el alma del pueblo. Brochero brilló como aquel hombre que estuvo muy cercano a las alegrías y a las heridas de su gente, en un lugar muy escondido del país y hoy es para todos, modelo de santidad, modelo de cristiano, modelo de argentino.

Dios también nos ha regalado a esta persona, a esta bella persona, el P. Obispo Jorge. Se inicia ahora toda esta investigación de sus virtudes heroicas, las grandes virtudes del cristiano, la fe, la esperanza y la caridad que brillan en nuestras almas desde el bautismo. Ha sido un testigo de la fe, un profeta de la esperanza y un apóstol de la caridad. Un testigo de la fe que mamó junto a su hermana Teresa y sus hermanos, al lado de sus padres tan santos como él. Creció en ese hogar cristiano. También ayudado y acompañado por su congregación tan amada; esa fe que en su corazón retumbó de tal manera que quiso llevarla al mundo entero.

Siempre fue un gran misionero. La misión fue su pasión. Fue profeta de la esperanza, los hombres y mujeres de esperanza se arrojan a cosas humanamente imposibles. Por eso fue aquel que en nuestra patria como obispo católico, brilló por ser un apasionado actor de la causa del ecumenismo.

Gracias querido hermano Pastor Arturo por estar acá acompañándonos, te veo como en representación de todas las iglesias hermanas. Él siempre esperó: “Que todos sean uno” como dice Jesús.

También fue apóstol de la caridad. Apenas empezó su ministerio aquí, empezó a escuchar a las que nadie escuchaba, a las madres que andaban buscando a sus hijos desaparecidos, su corazón lleno de amor las acogió y recibió con coraje y con humildad. También apóstol de la caridad porque su corazón se confundió con los más pobres y los más humildes. Para él la opción por los pobres no fue una declamación, sino que fue un estilo de vida. Con su vida proclamaba la pobreza. La pobreza, desde que Cristo se hizo niño pobre y murió pobre en la cruz, es anuncio, y un grito al mundo de que Dios vive en el corazón de los humildes.

Hoy iniciamos esta causa, no sé si veremos su beatificación, pero nosotros la iniciamos con esa confianza de que, porque vive en el corazón del pueblo, el P. Obispo Jorge Novak, está viviendo en el corazón de Jesús y de la Virgen Santísima.

+ Carlos José Tissera – Obispo de Quilmes
Quilmes, 11 de diciembre de 2017


Palabras de Mons. Marcelo Daniel Colombo – Postulador

Es muy emocionante para mí celebrar esta noche la Primera Sesión de la causa de beatificación y canonización del P. Obispo Jorge, un camino eclesial de reconocimiento público que ponga de manifiesto aquellas virtudes que hemos conocido y apreciado en el P. Obispo Jorge, un gran don que Dios regaló a la Iglesia argentina.

¡Podríamos decir tantas cosas! De la mano de nuestro Padre Obispo Jorge queremos profundizar en nuestra fe y seguir aprendiendo con él, la vida de Dios en nosotros. El horizonte de la misión lo acompañó a lo largo de toda su existencia. La vida como misión lo hizo venir a Quilmes en el año 1976, en uno de los periodos más sombríos de la historia argentina.

Ésta fue su cátedra, aquí pregunto como el autor sagrado ¿Dónde está tu hermano?; aquí vibró desolado ante determinadas situaciones para proclamar el valor supremo de la vida, la dignidad de los derechos del hombre, el valor eminente de la paz. Lo hemos escuchado tantas veces y hemos podido seguir en él, al buen pastor que Jesús quiso darnos.

Por eso este camino eclesial, el proceso canónico de beatificación y de canonización, es también para nosotros una gran posibilidad, una oportunidad pedagógica de crecer como iglesia, considerando los valores fundacionales que él supo imprimirle en nombre de Cristo: La misión, la opción por los pobres, los derechos humanos y la unidad de los cristianos; sabemos que en todos los casos lo hizo en la compresión de su servicio misionero.

Una iglesia nacida en esos años que rápidamente pudo ser dotada de distintas instituciones y organismos sea de evangelización, de formación y promoción de la unidad, nos hace ver en la frondosidad de sus iniciativas la compresión que lo asistía y que aparecía fuertemente vinculada a su propio lema episcopal, “Ven Espíritu Santo”.

Estamos entonces aquí para acompañar, cada uno desde nuestro lugar, un proceso de reconocimiento público. Dios seguramente en un abrazo eterno ya lo tiene entre sus elegidos, pero nos toca seguir disfrutando eclesialmente de esta posibilidad de visualizar ese don que ha sido Jorge Novak para la Iglesia de Quilmes y para la Iglesia de Argentina.

Nuestras posibilidades siempre dependen, además, de tantos otros pasos que hay que dar, pero no dejemos de dar los nuestros. Uno de los aspectos importantes es el de generar el conocimiento de su figura; nosotros hemos sido testigos de su vida, pero queremos también trasladar a las próximas generaciones este conocimiento. La posibilidad, como les digo, de transmitir su ministerio, sus anécdotas, su servicio a la Iglesia en Argentina, también va a ayudar a que otros cristianos de otras latitudes puedan ver en ese ejemplo de pastor comprometido, un signo de Dios para sus vidas. Se habla en estos casos de la fama de santidad. Comunicarla a otros para que lo conozcan y encuentren en él un modelo de vida cristiana, es parte de nuestra tarea a partir de hoy.

Como les digo, estoy muy emocionado. Hace algunos días, en un retiro a la Conferencia Episcopal, Mons. Rovai, obispo emérito de Villa María, pensando en nuestra Conferencia Episcopal, en la Iglesia en Argentina destacó tres figuras señeras, significativas de obispos argentinos: Mons. Angelelli, Mons. Novak y Mons. Pironio. Los presentó como tres testigos insignes de la causa de Cristo. En ellos hay una cantera de espiritualidad, una reserva de experiencia evangélica y de compromiso cristiano que nosotros no debemos soslayar ni reducir a una estampita o al frio mármol de la evocación. Estas figuras nos hablan del más acá de la historia sagrada, donde Dios y el hombre comprometido fuertemente con el bien del Pueblo de Dios hacen camino.

En esta evocación sencilla de esta tarde, me alegro con el P. Obispo Carlos Tissera de este paso tan importante y los invito a todos a rezar para que Dios vaya mostrándonos definitivamente aquellos signos que hacen de Jorge Novak, un don para la Iglesia argentina, un desafío y una oportunidad para nosotros de crecer en la fe.

+ Marcelo Daniel Colombo – Obispo de La Rioja
Quilmes, 11 de diciembre de 2017


(Fotos: Obispado de Quilmes)


 

Video de la celebración

 

Dejar un comentario